Menu

Columna Opinión sobre Electrodependientes: “Un compromiso de confianza”

Captura de Pantalla 2020-01-23 a la(s) 13.12.47

Rodrigo Castillo, Director Ejecutivo Empresas Eléctricas A.G.

Desde el 1 de junio de 2018, los pacientes de todo el país con condición de electrodependientes y hospitalización domiciliaria- aquellos enfermos cuya vida depende de mantenerse conectados a un equipo médico que utiliza energía eléctrica para poder funcionar- pueden acceder a una serie de beneficios preferenciales que protegen sus vidas y alivian los bolsillos de sus familias, que muchas veces deben incurrir en altos gastos hospitalarios, farmacéuticos y de cuidados especiales, producto de su situación.

Captura de Pantalla 2020-01-23 a la(s) 11.55.38

Como industria de la distribución y transmisión eléctrica estamos realmente muy satisfechos de haber llegado a ese día, y de cumplir un compromiso que primero fue absolutamente voluntario por parte de la industria, entendiendo la urgencia y lucha diaria de estas familias, que no podían esperar las tramitaciones legislativas para que se comenzarán a implementar.

Fue en el invierno de 2017 que conocimos a los dirigentes del movimiento “Luz para ellos”, en su gran mayoría, madres que planteaban la necesidad de dar un tratamiento especial a los pacientes electrodependientes. No sólo escuchamos sus peticiones, por cierto, todas justas y dignas. Sino que además, conocimos sus vidas e historias personales, llenas de fortaleza y perseverancia.

Si bien algunas empresas cuentan desde 2012, con un registro de domicilios donde residen pacientes en esta condición, para quienes siempre ofrecieron atención especial en caso de interrupciones de suministro, en 2017 comenzamos a trabajar en una mesa multisectorial entre el Ministerio de Energía, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, las empresas distribuidoras de electricidad que representamos, parlamentarios de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y dicha agrupación de familiares.

El primer convenio voluntario tuvo una fase piloto desde diciembre de 2017 al 31 de mayo de 2018, beneficiando a esa fecha a alrededor de 730 familias, pertenecientes a 18 comunas de todo el país. Y luego a partir del 1 de junio de 2018 los beneficios se ampliaron a nivel nacional, mediante la entrada en vigencia de dos decretos supremos del Ministerio de Energía. Hoy según los datos oficiales, hay más de 3.700 pacientes en el registro nacional, que tiene una vigencia de 1 año y se puede actualizar.

Uno de los puntos más relevantes de los beneficios es el descuento en las boletas eléctricas de clientes residenciales con pacientes electrodependientes, equivalente a 50 kWh/mes, -aproximadamente $ 5.500 para un hogar de cuatro integrantes-, con el que se busca reducir el cobro en el consumo de los equipos médicos que requieren.

Por otra parte, en caso de deuda por consumo eléctrico, las empresas no suspenden el suministro, debiendo entregar la energía necesaria para abastecer el equipamiento médico eléctrico, al cual debe permanecer conectado el paciente.

Asimismo, las empresas eléctricas realizan todos los esfuerzos posibles en proveer soluciones técnicas, que permitan mitigar los efectos de las interrupciones de suministro eléctrico. Ello, ya sea mediante la priorización de la atención de la falla que afecte el domicilio del paciente electrodependiente, o bien con la entrega temporal o permanente de generadores eléctricos de respaldo que permita abastecer de energía dichos equipos.

La energía eléctrica es fundamental en nuestro día a día, somos todos de alguna manera “dependientes” también de ella para funcionar, pero cuando se trata de la vida de las personas, es, sin lugar a dudas, más que un asunto de responsabilidad social o de un cumplimiento normativo, es un compromiso de seguridad, confianza y probidad.

Fuente: Diario La Tercera, Pulso

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin