Menu

Modernización

Impulsar iniciativas que promuevan el mejoramiento y la transformación energética.

En qué estamos

La movilidad eléctrica es un tema que cada vez toma más fuerza Chile. Actualmente, cerca de *1.164 vehículos eléctricos circulan por las calles del país acercándose a la meta de 2.430 de este tipo de vehículos para el 2022.

La estrategia presentada por el Gobierno para abordar esta materia, trabajo liderado por los ministerios de Energía, Transportes y Medioambiente, con el apoyo de expertos, académicos y las empresas del sector, tiene como metas principales que al año 2050 el 40% de los vehículos particulares y el año 2040, el 100% del transporte público sea eléctrico.

Así, en coordinación con diversos organismos públicos y privados, muchas de nuestras compañías asociadas ya cuentan con exitosos planes de acción enfocados en la instalación de electrolineras públicas en diversos puntos del país, apoyo para aumentar el parque automotriz eléctrico, pero también del transporte público mediante el aumento de buses y taxis eléctricos, además de nuevas líneas de negocios que incorporan en sus áreas comerciales la venta de bicicletas y motos eléctricas, entre otros.

La llamada ruta de la electromovilidad sigue avanzando a lo largo del país y actualmente registra un total de *143 cargadores declarados para vehículos eléctricos, de los cuales 112 son públicos y 31 privados, donde la Región Metropolitana concentra el 57% de esta infraestructura de carga, seguida por la Región de Valparaíso (13%) y en tercer lugar Bio Bío y Los Lagos, ambas regiones con un 5%.

*Fuente: Ministerio de Energía (diciembre 2019)

¿Cómo funcionan los puntos de carga?

Las electrolineras funcionan de la misma forma que se carga gasolina en un automóvil, pero con la particularidad que se inyecta energía directamente hacia las baterías, las que proveen energía al (los) motor (es) eléctrico (s) que mueven las ruedas.

Una carga de vehículos en la electrolinera se demora entre 15 y 30 minutos, sin embargo los autos eléctricos se pueden cargar de otras formas: la carga lenta, que dura entre 8 y 12 horas, que se puede realizar en casa con un equipo de pared; y la carga intermedia con duración de entre 2 y 5 horas.

Nuestros Asociados y la Electromovilidad

Promover la movilidad eléctrica es parte de los objetivos primordiales de nuestras empresas asociadas, con el sentido de contribuir además a una solución real para descontaminar las ciudades del país mediante el uso de energía 100% limpia. A continuación hacemos un resumen de los principales avances y desafíos de cada empresa en este ámbito.

En el marco de la alianza público-privada, la compañía distribuidora CGE contempla varias iniciativas, la mas relevante ha sido la instalación de puntos de carga o “electrolineras” públicas en las capitales regionales donde CGE está presente: Iquique, Antofagasta, Copiapó, Coquimbo, Rancagua, Santiago y Concepción. Además, se espera la pronta inauguración de nuevas electrolineras en Arica, Temuco y Punta Arenas, instalaciones que permitirán contar con una red de carga eléctrica nacional, instaladas en las principales ciudades de la zona de concesión de CGE.

Asimismo, como una forma de promover el uso de las electrolineras, en una primera etapa, la carga de energía no tendrá costo para los usuarios.

Con la implementación de estos nuevos puntos de carga, CGE reafirma su convicción de la relevancia de promover un Chile más eléctrico para potenciar un mundo más limpio y poniendo a disposición de toda la región esta nueva tecnología, que cada vez estará más presente en nuestro diario vivir.

La compañía eléctrica Chilquinta, tiene actualmente diez puntos de carga para vehículos eléctricos, distribuidos en su zona de concesión en la Región de Valparaíso, ubicadas en las ciudades de Los Andes, Quilpué, San Antonio, Valparaíso, Viña del Mar y Quillota.

Estos puntos de carga permiten el desplazamiento 100% a través de la región y están disponibles de forma gratuita a través de una tarjeta inteligente proporcionada por la compañía.

Además, la empresa se encuentra trabajando en numerosas solicitudes de inmobiliarias y municipalidades interesadas en sumarse a la electromovilidad, por lo que el aumento de los puntos de abastecimiento eléctrico aumentará de manera progresiva a nivel local y nacional.

En el marco de una alianza público privada junto al Ministerio de Transportes, Enel X, Metbus y BYD tiene un proyecto que contempla la incorporación de un total de 433 nuevos buses, tres nuevos electroterminales, el aumento de la potencia de 2 electroterminales ya existentes en Peñalolén y Maipú; y 50 puntos de carga. 

En enero de 2020, Enel X presentó la primera Ruta Eléctrica Nacional, que unirá Chile de Arica a Punta Arenas, a través de la instalación de 1200 puntos de carga públicos, con más de 1800 conexiones para vehículos eléctricos. Se trata de “ElectroRuta Enel X”, que permitirá recorrer más de 5.000 kilómetros, de norte a sur, garantizando la autonomía y continuidad de circulación de los autos eléctricos.

La presentación de la iniciativa se selló con la firma del acuerdo “Comprometidos por la Electromovilidad”, mediante el cual Enel X y sus diferentes socios estratégicos se comprometieron a instalar puntos de carga para autos eléctricos en sus propias dependencias. Entre los firmantes hay empresas automotoras, de retail, inmobiliarias, alimentación, hoteles, industrias e instituciones académicas que respaldan esta iniciativa.

La primera etapa de implementación de los nuevos puntos de carga se inició en 2019 en la Región Metropolitana, que concentra la mayor demanda, y continuó en algunas ciudades del sur del país como Concepción, Temuco y Chillán, además del tramo Santiago-Los Vilos, de la Ruta 5 Norte.

Adicionalmente, en el marco de la campaña “Codo a Codo”, Enel Chile entregó a la Cruz Roja Chilena las dos primeras ambulancias 100% eléctricas de Latinoamérica, con su respectivo punto de carga. Los nuevos vehículos de emergencia permitirán agilizar la llegada de personal de la salud a comunidades de alto riesgo de contagio por COVID-19 que necesitan atención. Asimismo, otra de las inciativas de Enel relacionadas para hacer frente a esta pandemia es la disposición de un bus eléctrico como apoyo en el diagnóstico y funcionando como laboratorio móvil operado por la Red de Salud UC Christus.

En junio de 2020 Enel X abrió un nuevo capítulo en materia de buses eléctricos, ya que formalizó una alianza con un fondo de inversión con sede en Nueva York para otorgar financiamiento a operadores y fabricantes, tanto en Chile como en el resto de América. La llegada de 150 nuevos buses se enmarca en la tercera fase del proyecto de inclusión de la movilidad eléctrica en el transporte público, que a la fecha y producto de la alianza entre Enel X, Metbus y BYD, suma un total de 433 buses eléctricos circulando por calles y avenidas de la Región Metropolitana.

A finales de 2017, Saesa celebró con gran orgullo la llegada de los primeros 10 autos eléctricos a la compañía, siendo pioneros en traer esta tecnología de última generación al sur de nuestro país.

Conscientes del inminente cambio tecnológico asociado al futuro automotriz, del cual como empresa eléctrica sabían que debían formar parte y entender los desafíos propuestos, entre ellos, empezar a dimensionar el impacto que traerá en las redes eléctricas la entrada progresiva de los vehículos eléctricos el día de mañana.

Por ello, el plan de acción de la compañía contempla 15 puntos de carga en el sur de nuestro país:  entre Temuco y Aysén, contemplando una distancia no mayor a 100 kms entre cada uno, abarcando 14 comunas y 4 regiones que permitirán tener 1.125 kms conectados.

Los puntos de carga son instalados en ubicaciones estratégicas de las localidades de las regiones del sur, y puestos a disposición para el uso del público en general. Cada punto estará equipado con un cargador semi-rápido, capaz de abastecer a dos vehículos de forma simultánea, a una potencia máxima de 22 kW cada uno en corriente alterna.

Adicionalmente, el Grupo Saesa se encuentra trabajando en otras iniciativas para el desarrollo de la movilidad eléctrica, una de ellas, significó la operación de los primeros vehículos eléctricos públicos (taxis / colectivos) en la ciudad de Coyhaique. La iniciativa consiste en poner en operación vehículos eléctricos en el sistema de transporte público menor de la ciudad, el cual además tiene la gracia de enfrentar condiciones climáticas adversas durante el invierno. El comportamiento de estos vehículos será documentado por una casa de estudio, con el objeto de demostrar las capacidades de la tecnología y compartir su experiencia como un caso de éxito que impulse la adopción de la movilidad eléctrica en el resto del país.