Menu

Columna Rodrigo Castillo en La Tercera: “Un modelo para armar”

Columna Rodrigo La Tercera

Son muchos los comentarios auspiciosos que nacen a la hora de evaluar este documento que ha dado a conocer la Presidenta de la República. Desde ya, el enorme mérito de haber logrado, tal vez por primera vez, una ruta de navegación amplia, bien enfocada y con metas, objetivos y tareas concretas. Se suma el haber conseguido sacar adelante este esfuerzo en un plazo extremadamente breve.

Sin embargo, quisiera centrar el foco en un aspecto de esta agenda particularmente relevante de destacar: una nueva forma de dialogar. De una nueva manera de construir en común los lineamientos de la política energética.

Cuando Julio Cortázar escribió su novela “62: Modelo para Armar”, lo hizo como un ejercicio de diálogo en el que tanto el autor como el lector construyen juntos una lectura siempre nueva acerca de un mismo hecho. Nuestro sector requería con urgencia un ejercicio de este tipo. Uno en el que los autores y los receptores de la política energética se confunden, trabajan juntos y logran una obra en la que todos, en definitiva, podemos sentirnos protagonistas.

Me ha admirado las reacciones transversales que ha suscitado esta agenda. Ha sido apreciada y valorada por los diversos actores, y si bien existen y existirán matices acerca de aspectos concretos de la aplicación de esta política, no he escuchado aún a un sector o personero que no concuerde en que este documento es la mejor hoja de ruta que ha tenido el sector desde hace muchísimos años.

El mérito es de los autores. Por cierto. El mérito es de los muchos profesionales de las distintas instituciones de gobierno que participaron en su redacción, liderados por el Ministro de Energía, Máximo Pacheco. Sin embargo, sería imposible este nivel de aceptación transversal si el origen de las ideas y propuestas que aquí se contienen no formaran parte de un ejercicio colectivo, de diálogo, de comprensión, de escuchar y debatir.

Por más sabia y técnicamente capacitada que sea una autoridad, no puede construir una propuesta orientada a la participación y al diálogo, sin generar, desde su origen, las condiciones para que esa interacción se haga posible.

La Agenda Energética se hace cargo, en términos generales, de los desafíos más importantes del sector. Destaca la necesidad imperiosa de aumentar la oferta eficiente y competitiva en generación eléctrica, y señala los pilares fundamentales para lograr este objetivo. Sitúa adecuadamente el rol fundamental de la transmisión eléctrica tanto para garantizar la disponibilidad de energía como para fomentar proyectos y competencia. Establece metas concretas en términos de reducción de los precios de la electricidad en el largo plazo, y propone una reforma amplia al sistema de licitaciones de suministro a efectos de que las mismas consigan alcanzar estas reducciones de precio para las familias, pero a la vez, fomenten y viabilicen nuevos proyectos de producción de energía, renovables y tradicionales.

El documento efectúa una adecuada aclaración acerca de la necesidad de diversificar las fuentes de generación, sin darnos el lujo de prescindir a priori de ninguna de ellas, pero aclarando que para que esto sea posible se requiere un esfuerzo enorme para conciliar el desarrollo productivo con la vocación de los territorios y las comunidades, generando valor compartido y asociatividad, que permitan que todos los involucrados se sientan parte de un proyecto común.

El llamado a hacer una apuesta ambiciosa, con metas concretas y exigentes por la eficiencia energética, no sólo tiene un valor intrínseco sino que avanza en esta lógica de compromisos mutuos, en el que todos -también los usuarios de energía- tenemos un rol importante que jugar.

Reitero que lo más relevante de esta agenda, es que la hoja de ruta que nos presenta el gobierno, debe ser entendida también como nuestra propia hoja de ruta. Un llamado al trabajo colectivo de toda la sociedad chilena, que coordinada por una autoridad presente y con convicciones, crea su propio modelo para armar.

*Director Ejecutivo Asociación de Empresas Eléctricas A.G.

LINK LA TERCERA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin