Menu

Director Ejecutivo de Empresas Eléctricas: “La modernización del sector eléctrico podría ser más lenta en las actuales circunstancias”

Captura de Pantalla 2019-12-10 a la(s) 11.57.45

Un 2019 con cambios regulatorios, la crisis de los medidores y las movilizaciones sociale s ha tenido la industria eléctrica. Para el director ejecutivo de Empresas Eléctricas (que agrupa a distribuidoras y transmisoras), Rodrigo Castillo, “las dificultades de este año, suponen una enorme oportunidad”. En esa línea, cree los tres principales ejes para el 2020 serán el restablecimiento del orden, el avance de la ley larga -que reformulará el sector distribución- y mejorar la calidad de servicio de los clientes.

Sin embargo, también se alinea con las proyecciones del Banco Central, que anticipan un bajo crecimiento, y reconoce que puede haber una afectación en la industria, que es altamente dependiente de los ciclos económicos.

El sector energético ha sido uno de los que ha tenido cambios este último tiempo. ¿Cómo ha visto eso?

-Hay que distinguir que hubo medidas de urgencia en las cuales los distintos segmentos han contribuido para hacerse cargo de esta emergencia. Evidentemente en momentos de normalidad uno hubiese esperado que cualquiera de estas reformas haya sido discutida con más tiempo, pero todos entendimos que no estábamos viviendo un momento de normalidad, por lo que teníamos que ponernos a disposición.

¿Cómo ve la Ley Corta?

-Ese es un ejemplo de separar lo contingente con el largo plazo. La Ley Corta pasó a ser una necesidad para hacerse cargo en un momento complejo, por lo que preferimos ni siquiera darle mucha más vuelta. Sin embargo, todos somos conscientes que las grandes reformas de distribución no se agotan con la Ley Corta.

¿Se debe disminuir rentabilidad a las distribuidoras?

-El problema no es la discusión sobre el número de rentabilidad teórica. El gran problema es cómo nos hacemos cargo de nuestro objetivo de política pública de hoy. Uno de estos es hacernos cargo de la mejora de calidad de servicio. La rentabilidad teórica no es lo mismo que la real, pero es una discusión que prefiero tener la en la gran reforma. Hubiésemos querido que se dé en una circunstancia distinta, pero es legítima. El foco debe esta puesto en el resto del sector.

¿Cómo cree que el gobierno ha manejado esta materia?

-Las prisas nunca son buenas. Estuvimos discutiendo esto nueve meses. Si hubiésemos ocupado esos nueve meses en discutir un proyecto más amplio, probablemente hubiese sido mejor para todos. Pero esto se dio en una coyuntura especial y hay que ser conscientes de ello.

¿Cómo califica esa discusión? Se habló de lobby…

-Yo no conversé nunca, salvo formalmente en las comisiones, con los parlamentarios por este tema, jamás. Tengo una impresión que al menos las empresas de este gremio, tampoco.

¿Con el nuevo escenario, se reducirán las inversiones?

-Tenemos confianza en el fenómeno de descentralización del mundo eléctrico, el aumento en energía renovable, en energía distribuida y almacenamiento. La modernización del sector podría ser más lento con las actuales circunstancias, pero que va a ocurrir de todos modos y tenemos que estar preparados para eso. Como gremio miramos esto con preocupación, pero con optimismo.

En infraestructura crítica ¿es necesaria la intervención de Fuerzas Armadas?

-El resguardo del orden público corresponde al Estado. Es indudable que en momento donde está en riesgo la seguridad y el orden público, la responsabilidad es del Estado y no creo que alguien lo ponga en duda ni siquiera ni un órgano de gobierno.

¿Qué le parece el proyecto que ingresó el gobierno?

-Respecto a la ley de infraestructura crítica la hemos visto con interés, y creemos que si el Estado de Chile y el Parlamento consideran que las policías hoy están sobrepasadas paras hacerse cargo de la infraestructura crítica, efectivamente si ese es el juicio, entonces esa ley debiese ser aprobada. También es bueno que las Fuerzas Armadas se mantengan ojalá en esa labor y que sean las policías en contacto con el público.

Tenemos confianza en que el Estado conoce esto, hemos mantenido coordinación e información permanente con las autoridades respecto a la realidad que ha vivido la industria. El lenguaje del oficio que envió la SEC fue un malentendido.

¿Qué significaría para ustedes que se congelara el ítem transmisión?

-Lo importante es espera la propuesta formal. Estamos viviendo una coyuntura especial, tenemos que lograr un equilibrio para dar respuesta a eso y haciéndolo con la menor afectación de la estabilidad regulatoria del país.

Fuente: La Tercera

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin