Menu

Rodrigo Castillo en Cena de la Energía 2017: “Nos pareció que era más importante tomar esta ocasión para hacernos cargo, todos juntos, de los enormes desafíos que aún quedan para el sector”

cena

Este miércoles 21 de junio se realizó la IX Cena Anual de la Energía, organizada por la Asociación de Generadoras de Chile y la Asociación Gremial de Empresas Eléctricas A.G., evento que se lleva a cabo desde 2009 y que reúne a los sectores de generación, transmisión y distribución eléctrica.

Con la presencia de la  Presidenta de la República, Michelle Bachelet; el Ministro de Energía, Andrés Rebolledo, y otras importantes autoridades y actores del sector, el evento marca una etapa clave de la industria energética en que se está viviendo un importante cambio tecnológico y de políticas públicas del sector.

Rodrigo Castillo, Director Ejecutivo de Empresas Eléctricas A.G. Centró su mensaje principalmente en el análisis de los últimos cortes de luz ocurridos por los recientes temporales en la zona centro sur del país, y que provocaron que miles de clientes quedaran sin suministro por más de 3 días. “Llegamos a pensar en suspender este evento, pues nos parecía inadecuado celebrar mientras algunos de nuestros clientes aún sufren. Y sin embargo, decidimos no hacerlo, pues nos pareció que era más importante, justamente, tomar esta ocasión para hacernos cargo, todos nosotros, juntos, de los enormes desafíos que aún quedan para el sector”, prologó. Hizo además un reconocimiento especial a los trabajadores del sector, operadores técnicos y de mantenimiento de redes, quienes en las grandes contingencias, desempeñan tareas complejas, incansables y de alta responsabilidad.

Su presentación hizo un repaso sobre la historia de la electricidad, sus grandes hitos, cómo por mucho tiempo no tuvo grandes innovaciones, hasta hoy que estamos viviendo una nueva etapa en la industria de la mano de la tecnología similar a la revolución de la Internet por ejemplo, con la autogeneración renovable, la medición inteligente, movilidad eléctrica, almacenamiento y todo lo que implica la autogestión energética.

Agregó que estos progresos que ya son una realidad en muchos países del mundo, traen de la mano todavía muchos desafíos, muy distintos a los de hace 35 años cuando se dictó la actual ley eléctrica que rige nuestro modelo regulatorio. “Entonces, la prioridad era la mayor cobertura al menor costo posible, y hoy, además, nuestros clientes esperan mejor calidad de servicio y seguridad en el suministro”.

Por su parte, Claudio Seebach, Vicepresidente Ejecutivo de Generadoras de Chile, destacó en su discurso los importantes avances que hacen las empresas en beneficio de una mejor industria de generación a través de la promoción del desarrollo local, el impulso del valor compartido, las buenas prácticas en relaciones comunitarias e inclusión de género, entre otras. Asimismo enfatizó la necesidad de avanzar de manera urgente hacia un sistema eléctrico más flexible para poder incorporar la gran riqueza y diversidad de energías renovables que el país posee y poder aspirar a tener una sociedad más eléctrica, eficiente, resiliente, competitiva y sustentable.

Finalmente, en esta su Quinta Cena de la Energía, la Presidenta de la República Michelle Bachelet, hizo un exhaustivo análisis de los principales avances de la Agenda de Energía durante su mandato, subrayando el gran cambio cultural que se ha generado en este sector y que ha permitido su transformación, destacando tres aspectos: la participación “todos ganamos si hay información clara, si hay espacios de real intercambio, si se suma al otro al proceso de toma de decisiones. No asumir cómo funciona nuestra sociedad en la actualidad es optar por quedar al margen”, destacó.

Segundo, asumir que cualquier transformación requiere de una mirada integral y requiere de cambios en más de un nivel. “Por ejemplo, para bajar los precios, se decidió traer competencia al sistema; para ello, se revisaron las bases de licitaciones que habían fracasado en el pasado y se crearon incentivos nuevos y claros para nuevos actores; asimismo, se estimuló la inversión extranjera; y se amplió la red de transmisión para la inyección de nuevas energías y su llegada al resto del territorio”, explicó.

Y en tercer lugar agregó “se logró poner el pie en el acelerador porque el Estado asumió el rol que le corresponde. Posibilitando una visión global, favoreciendo los acuerdos, resolviendo escollos legales y venciendo pesos institucionales”.

“Por supuesto que no todo fue perfecto: quedamos al debe en eficiencia energética, las licitaciones futuras seguirán perfeccionándose, debemos ser más exigentes en la vinculación de los proyectos con las comunidades”, enfatizó la Presidenta Bachelet sobre los desafíos aún pendientes.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin