Menu

Rodrigo Castillo: “En la medida en que bajen los precios de los paneles solares, probablemente se incorporará más gente”

FOTOVOLTAICA

El Net Billing, es una modalidad en que las compañías distribuidoras de electricidad, les pagarán a los clientes que generen energía para viviendas, casas o departamentos, mediante sistemas renovables como la solar o eólica. Si luego de esa generación sobra energía, el cliente podrá inyectarla de vuelta al sistema y recibirá un pago por cada kWh “devuelto” el que se le descontará de la cuenta de luz.

El próximo 11 de octubre entrará en vigencia el reglamento que regula este sistema, lo que finalmente da el vamos a quienes quieran ayudar al medio ambiente y ahorrarse una interesante suma de dinero.

Rodrigo Castillo, Director Ejecutivo de la Asociación de Empresas Eléctricas, indica que por ahora “el costo de generar energía por estos sistemas es más caro que comprarla en la red, por lo que en un comienzo los clientes serán quienes tienen un compromiso con el medio ambiente. En la medida en que bajen los precios de estos dispositivos, probablemente, se incorporará más gente”.

Según estimaciones de los fabricantes de sistemas fotovoltaicos, el precio estimados con que las compañías pagarán el kWh, ira entre un 50% y un 70% del que cobra la respectiva compañía en el mercado. Esta diferencia-origen del Met Billing-ha generado polémica.

“En la propuesta original de la ley, el pago era uno a uno (Net Mettering), pero finalmente las compañías consiguieron que quedara en una valorización menor. Eso debe perfeccionarse” señala Andrea Fuentes, Directora de Agencia Verde.

Con el actual sistema de Net Billing el retorno de la inversión, sería de más o menos 10 años, para las instalaciones en la Región Metropolitana. Con un sistema uno a uno, ese plazo sería mucho menor. Esa diferencia definirá que los usuarios decidan invertir en este tipo de sistemas” explicó en un comunicado, Verónica Munita, Gerenta de la Asociación Chilena de Energía Solar (Acesol).

Según Rodrigo Castillo, esa diferencia no existe.  “El pago por energía es exactamente el mismo. Lo que sucede es que el valor de cada kWh, un 60% aproximadamente, es la energía y el resto es un cobro por redes de distribución, transmisión e impuestos”

LINK LAS ÚLTIMAS NOTICIAS

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin