Menu

UNA VISIÓN COMPARTIDA EN POLÍTICAS ENERGÉTICAS

 

FOTO RODRIGO CASTILLO ELÉCTRICAS

Por  Rodrigo Castillo.

Para poder superar las relevantes problemáticas energéticas que enfrentamos en la actualidad necesitamos con urgencia una visión compartida, pues no encontraremos nunca una respuesta si no estamos de acuerdo en la pregunta.

Cuando enfrentamos un nuevo tiempo de elecciones es imposible no mirar atrás. Reflexionar sobre lo que hemos hecho bien y lo que nos ha faltado. Y en energía, quién pudiera negarlo, nos ha faltado.

Observo el debate actual. El político y también el que se genera naturalmente entre los distintos enfoques, y a ratos siento que vivimos en diferentes países. Que no vemos ni experimentamos la misma realidad. Desde hace años, hemos estado trabajando junto a los integrantes de la iniciativa Escenarios Energéticos Chile 2030 en promover un diálogo diverso y constructivo sobre energía. Este trabajo lo hemos extendido al debate político en año electoral para intentar aportar, desde la reflexión técnica, a una discusión con altura de miras que permita construir buenas políticas públicas.

Hemos identificado una variedad de temas que consideramos fundamentales de ser discutidos y resueltos. La necesidad de un ordenamiento territorial que permita establecer con una mirada país, pero también con justicia y participación, cuáles son las limitaciones concretas del territorio. Cuáles serán los mecanismos que permitirán, dado lo anterior, compensar a las comunidades que son afectadas con proyectos, reconociendo que más allá del mínimo cumplimiento ambiental y de medidas de mitigación concretas es de justicia premiar ese esfuerzo en pos del resto de la sociedad. Eficiencia energética. Rol del Estado en la definición de la matriz. Promoción de las ERNC. Nivel de concentración de la oferta y eventuales medidas para evitar sus consecuencias. Entre otros.

Quedan pendientes elementos más bien de diagnóstico que terminan siendo fundamentales para las decisiones. Escuchamos de manera reiterada afirmaciones como: Chile no tiene realmente problemas energéticos. Tenemos capacidad de sobra para enfrentar nuestras necesidades presentes y futuras. Somos ricos en recursos naturales renovables, que son más baratos que los tradicionales. La única presión del sistema eléctrico está dada por grandes proyectos mineros. Con más eficiencia y energías renovables podríamos resolver todos nuestros problemas. No habría espacio en esta columna para contestarlas ni tendría sentido el simplemente afirmar mis propias convicciones. Pero sí quisiera decir que el máximo desafío para quien asuma el próximo gobierno es tener muy clara cuál es la realidad, pues si se equivoca, si nos equivocamos, las consecuencias durarán mucho más que los 4 años de un mandato presidencial.

Necesitamos con urgencia una visión compartida, pues no encontraremos nunca una respuesta si no estamos de acuerdo en la pregunta

COLUMNA QUE PASA ENERGÍA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin