Menu

Ante emergencia sanitaria por Covid-19, compañías eléctricas hacen importantes donaciones para apoyar a la población más vulnerable y a instituciones de beneficencia

ArmadoCajasPlanCovid-3-620x410

WhatsApp Image 2020-05-11 at 17.02.23

  • Enel Chile lanzó la campaña “Codo a Codo” que busca trabajar junto a las comunidades donde está presente para resolver necesidades urgentes en salud y alimentación, anunciando un paquete de medidas por mil millones de pesos.
  • Transelec rediseñó su plan de inversión social para apoyar a 23 comunidades cercanas a las instalaciones de transmisión eléctrica que tiene la empresa de Arica a Chiloé, en el marco de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.
  • En tanto, Sempra Energy y Chilquinta Energía donan USD 200.000 a instituciones de beneficencia para afrontar emergencia sanitaria por COVID–19.

Con el objetivo de ayudar a la población más vulnerable a hacer frente a la emergencia producto de COVID-19, Enel Chile presentó la campaña “Codo a Codo”, un paquete de iniciativas impulsadas en conjunto con municipios, hospitales y organizaciones que día a día destinan sus esfuerzos al combate de la pandemia. El fondo contempla mil millones de pesos y se traducirá en medidas que apuntan a resolver necesidades básicas como salud y alimentación.

Nuestra campaña es parte del compromiso que tenemos con las comunidades donde estamos presentes. Durante esta emergencia queremos ir en ayuda de las personas que más lo necesitan. El apoyo que hoy ofrecemos es posible gracias al trabajo de largo plazo que hemos realizado con estas comunidades y a la cercanía que tenemos con las organizaciones que están haciendo frente a la emergencia”, explicó Paolo Pallotti, gerente general de Enel Chile.

Entre las primeras iniciativas está la donación de dos ambulancias 100% eléctricas a la Cruz Roja Chilena, las primeras en el país. Se ha comprometido que en tiempo récord puedan estar operativos, tanto los vehículos de emergencia, como sus cargadores. Con esto se busca agilizar la llegada de personal de emergencia donde más se necesite y ampliar la capacidad de respuesta de la institución al mismo tiempo que aprovechan las ventajas de la movilidad eléctrica como el ahorro en costos operativos y el aporte al cuidado del medioambiente.

Otra iniciativa es una donación a la Universidad Católica para financiar el tratamiento de COVID-19 a través de un banco de plasma de pacientes recuperados. Este banco permite usar plasma de quienes han generado una respuesta inmune efectiva a la enfermedad en pacientes hospitalizados por COVID-19. Como parte del acuerdo con la Universidad Católica también se implementará un bus eléctrico como laboratorio para toma de muestras.

El Hospital Comunitario de Tiltil, de baja complejidad, actualmente cuenta con una capacidad de 24 camas. Con la donación de una ambulancia, podrán agilizar los traslados de aquellos pacientes de mayor complejidad y que necesitan ser atendidos en el hospital base en Santiago con urgencia.

El Hospital Clínico de la Universidad de Chile, principal centro formador de especialistas del país, recibirá 150 mil mascarillas y cuatro equipos de monitoreo para la Unidad de Cuidados Intensivos.

En todas las regiones y en Santiago la compañía ha reforzado los enlaces con las organizaciones, municipalidades y comunidades con que las que constantemente trabaja, buscando robustecer las defensas de los sectores más débiles frente a esta pandemia. Esta colaboración se traduce en entrega de alimentos para cientos de familias y equipamientos de protección personal para voluntarios y personal médico fortaleciendo así los pilares en que se funda la gestión de esta contingencia sanitaria.

Estamos viviendo un momento inédito, que requiere la participación proactiva de todos. Nos enfocamos en los más expuestos a esta pandemia, actuando junto a las organizaciones e instituciones referentes, con quienes colaboramos en los territorios donde operamos. También estamos poniendo atención a las Pymes que hemos fortalecido durante los últimos años, comprendiendo el rol central que tienen en el desarrollo económico local y en el sustento de miles de familias, reforzando o reconvirtiendo sus alcances en un periodo que exige ser muy resilientes”, sostuvo Antonella Pellegrini, gerenta de Sostenibilidad de Enel Chile.

Por su parte, Transelec rediseñó su plan de inversión social para ayudar a 23 comunidades cercanas a las instalaciones de transmisión eléctrica que tiene la empresa de Arica a Chiloé, en el marco de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

La primera etapa del plan consiste en ayudar a las familias enfocado en las necesidades más urgentes, a través de juntas de vecinos de estas comunidades, principalmente a adultos mayores, desempleados y comunidades aisladas y entregando 2.000 cajas de alimentación y 3.000 kits con elementos de prevención (mascarillas y alcohol gel).

Posteriormente, la compañía planea implementar la segunda etapa, de recuperación, la que tiene tres pilares de ejecución con objetivos de mediano y largo plazo. El primer pilar es educación, y consiste en la realización de mejoras de infraestructura sanitaria en las escuelas públicas que son parte del programa educativo Ideas con Energía. Los otros dos están enfocados en la reactivación económica local a través de capital semilla y asistencia técnica para microempresarios que hayan sido impactados significativamente por la crisis, y un aumento del 50% del monto anual que destina Transelec a proyectos de inversión social que ejecutan las propias comunidades.

“Debido a la crisis sanitaria que enfrentamos hoy no podemos continuar físicamente con ese trabajo, pero a partir de la emergencia hemos rediseñado completamente nuestro plan de inversión social e incrementamos en un 70% los recursos totales respecto del año anterior, porque situaciones excepcionales requieren medidas excepcionales”, señala David Noe, vicepresidente de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de la compañía de transmisión.

Como parte de su compromiso con la comunidad y en el marco de la contingencia que vive Chile producto de la pandemia por Coronavirus, Sempra Energy y Chilquinta Energía donaron USD 200.000 a dos instituciones que realizan labores de beneficencia en la zona de concesión de la Compañía.

La primera de ellas es el Hogar de Cristo, organización que se dedica a acoger a la población vulnerable del país, a fin de ampliar sus oportunidades y ayudarles a tener una mejor calidad de vida. La donación, equivalente a 85 millones de pesos fue en directo beneficio del Programa de Atención Domiciliaria que ejecutan, específicamente en Valparaíso, Villa Alemana, San Felipe, San Antonio y Quintero.

“Recibimos esta donación con mucho cariño y humildad porque vamos a poder seguir apoyando, principalmente a los adultos mayores en este momento que tanto lo necesitan. Chilquinta siempre ha apoyado nuestros programas y esto nos permitirá tener todas las condiciones favorables para operar en las residencias durante estos días y continuar con la atención domiciliaria una vez que podemos volver con esas labores”, indicó el subgerente comercial de la Zona Centro del Hogar de Cristo, Christopher Espíldora Cavieres.

Asimismo, se entregaron 85 millones de pesos al Patronato de los Sagrados Corazones (SSCC), institución sin fines de lucro que se preocupa de niños y jóvenes en riesgo social de Valparaíso. Los recursos se destinaron a los Hogares Noche de Paz y Anunciación. El primero de ellos es una residencia de protección que recibe niños y niñas de entre tres y seis años. En tanto, el segundo es una residencia para embarazadas y madres adolescentes junto a sus hijos lactantes.

“Este aporte fue inesperado para nosotros y será una gran ayuda para enfrentar los gastos extras que debemos asumir como institución producto de la contingencia que vivimos. Estamos haciendo una cuarentena voluntaria y todos nuestros trabajadores hacen su mayor esfuerzo para seguir cuidando a nuestros niños y jóvenes. Además, esperamos destinar parte de estos recursos para consolidar otros proyectos en la misma línea”, afirmó la directora Social del Patronato de los SSCC, Marcela Segovia Embry.

En tanto, Dennis Arriola, Vicepresidente Ejecutivo de Sempra Energy y Presidente del Directorio de Chilquinta Energía agregó que “estamos muy agradecidos de apoyar a estas dos admirables instituciones y así colaborar en la ayuda a las personas y comunidades de la Región de Valparaíso que más lo necesitan en estos momentos tan difíciles. Es un reflejo del espíritu de servicio y responsabilidad, de nuestra Compañía y sus colaboradores, hacia la comunidad en la que nos desempeñamos”.

 

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin