Menu

Centenario: Asociación de Empresas Eléctricas cumple 100 años aportando al desarrollo de su sector y de Chile

Captura de pantalla 2016-03-15 a la(s) 9.50.35

  • Este gremio que actualmente agrupa a las compañías de distribución y transmisión eléctricas tiene como tarea contribuir al progreso del país, a través del desarrollo permanente y sustentable del sector eléctrico.

La Primera Guerra Mundial no solo afectó la economía europea, sino que también llegó a sobresaltar los mercados sudamericanos. Chile no fue la excepción. El valor de la moneda nacional cayó, y esto influyó, entre otras cosas, en que las empresas eléctricas se vieran obligadas a elevar sus tarifas.

Los reclamos de los usuarios no se hicieron esperar y, ante esta situación, el Gobierno de Juan Luis Sanfuentes promulgó un decreto que disponía que toda empresa eléctrica, cuyas tarifas no hubieran sido aprobadas, debería someterse a la aprobación del Presidente de la República.

Considerando que esta medida era restrictiva, Carlos Alberto Johannsen, propietario de la Empresa Eléctrica de Coquimbo y Guayacán, convocó a los representantes de las compañías eléctricas del país a una reunión en Santiago, con el fin de estrechar relaciones y estudiar los puntos que convinieran para su mejor desarrollo.

El llamado tuvo una amplia acogida y, en la reunión que se realizó en los salones del diario “El Mercurio”, el 15 de marzo de 1916, además de discutir la problemática, se decidió crear la Asociación de Empresas Eléctricas de Chile.

Pese a que las gestiones que se llevaron a cabo para derogar el decreto de fijación de tarifas no tuvieron éxito, la activa participación y voz experta de la asociación comenzó a tomar fuerza y es así como en sus 100 años de historia ha sido clave en el crecimiento de este sector, impulsando el desarrollo humano y productivo de Chile.

Hace 15 años esta asociación se transformó en Empresas Eléctricas A.G. y reúne a las compañías de distribución y transmisión eléctricas del país. En la actualidad, está integrada por los grupos Chilectra, Chilquinta, CGE, Saesa y Transelec, además de otras firmas independientes, sumando 30 empresas, y su objetivo es contribuir al progreso del país, a través del desarrollo permanente y sustentable del sector eléctrico. Para eso, una de sus principales tareas ha sido asumir un rol protagónico en el debate público, mediante la proposición y respaldo de iniciativas energéticas para el mediano y largo plazo.

Rodrigo Castillo, su director ejecutivo, cuenta que han participado activamente en todas las discusiones de reformas legales, reglamentarias, estatutarias y normativas que atañen al sector eléctrico, como la Ley Corta I y II. Además, han generado instancias para el diálogo público-privado en materia de política pública energética, creando iniciativas, como Escenarios Energéticos Chile 2030 —que dio origen a la iniciativa gubernamental Energía 2050— debates presidenciales, seminarios y encuentros.

La asociación gremial también cuenta con una fundación que se dedica a la educación en temas energéticos y participa en actividades que promueven la innovación en el sector, como son los premios Avonni.

“Durante los últimos años la industria energética nacional ha despertado. En este sentido, creemos que las decisiones que se han tomado en la gestión del ministro Máximo Pacheco son las correctas, por lo que somos optimistas respecto del futuro. En los dos grandes temas que se relacionan con nuestra labor, como son el precio de la energía y el desarrollo de la transmisión, hemos avanzado en forma muy decidida”, señala el director ejecutivo.

Los resultados de las últimas licitaciones de compra de suministro —asegura— hablan por sí mismas. En diciembre de 2013, la energía se compraba casi a US$140 por mega. En la licitación más reciente, en tanto, se adjudicó a US$79. Castillo destaca, además, que en 2013 hubo solo dos oferentes y que en la última licitación participaron más de 20.

“Hemos estado trabajando cercanamente con las autoridades para lograr estos resultados que nos tienen muy orgullosos. Estamos muy seguros que en la próxima licitación, que será en abril o mayo de 2017, tendremos resultados tan auspiciosos como los anteriores”, agrega.

En términos de transmisión, Castillo cuenta que está en obras gran parte de líneas que se necesitaban y que, en paralelo, se está tramitando un proyecto de ley —que acaba de pasar al Senado—, cuya discusión se retoma este mes y que “va en el camino a darle a la transmisión una connotación distinta”.

En cuanto a la diversificación de la matriz, el director ejecutivo dice que en las últimas licitaciones el 100% de la energía adjudicada proviene de proyectos renovables.

“Creemos que esa diversificación se está dando con mucha naturalidad, particularmente por los recursos que tenemos en nuestro país, tanto para hidroelectricidad o energía solar, como en energía eólica. Por lo tanto, si uno mira cómo está evolucionando la matriz energética chilena observamos que efectivamente está avanzando hacia una base más diversificada, menos costosa y, al mismo tiempo, más limpia”, destaca.

En este contexto, Rodrigo Castillo manifiesta que el principal desafío del sector tiene que ver con que los proyectos que están en carpeta se desarrollen, tanto en generación como en transmisión. Otra de las tareas pendientes —añade— es la creación de una nueva reglamentación para eficiencia energética, aspecto que se está trabajando con el Gobierno, y que este año debiera hacerse realidad.

¿Cuáles son las proyecciones para el sector? “Desde el punto de vista de la demanda, es un hecho que se ha deprimido, lo que tiene que ver con las condiciones económicas internacionales y del país. Sin embargo, el mundo eléctrico se planifica con mucha anticipación, y en esos horizontes de tiempo creemos que Chile va a seguir creciendo y que por lo tanto continuará aumentando el consumo energético. Desde ese punto de vista, consideramos que el consumo puede crecer de forma más inteligente. En este momento, por ejemplo, tenemos más espacio para hablar de una mejor calidad de servicios para nuestros clientes, tanto en las zonas urbanas como en las rurales”, concluye.

Ver Especial completo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin