Menu

¿CUÁL ES LA ENERGÍA DE TU CANDIDATO?

ele_foro

El escenario energético del Chile actual demanda definiciones mucho más allá de lo meramente ideológico y la credibilidad de los candidatos dependerá, en gran medida, de su capacidad y voluntad de construir y transmitir propuestas claras y participar de diálogos francos y debates abiertos.

Esta columna va dirigida a ti ciudadano y ciudadana de Chile. Si, a ti que tienes voz y voto. Vengo a interpelarte e invitarte a responder dos preguntas, ya que la definición de nuestra matriz energética dejó hace rato de ser una conversación de elites políticas, técnicas y empresariales.

 Durante las últimas semanas hemos sido testigos de un intenso fuego cruzado entre las principales coaliciones políticas y al interior de ellas, una dinámica de trincheras que los ciudadanos y ciudadanas hace tiempo nos hemos cansado de ver y escuchar. Sabemos que cuando no hay debate de ideas y propuestas, la democracia se empobrece.

 Hasta el momento como sociedad y por diversas causas, no hemos sido capaces de lograr una discusión energética plena, que nos permita dialogar y alcanzar consensos mínimos hacia una política energética concertada, que genere un mejor entorno para el desarrollo de Chile y la equidad social. Y en eso, hemos perdido ya mucho tiempo y no podemos seguir improvisando, cuando el desarrollo de nuestro país está en juego.

 Aunque es obvio que el tema tiene un alto componente político, una politización explícita de la discusión energética en este año electoral configuraría un escenario altamente negativo. Hoy más que nunca, debemos ser capaces de encausar aquellos factores técnicos, económicos, políticos y sociales y ambientales que forman parte de esta discusión, con madurez y altura de miras.

 Si el debate en esta materia asociado a las campañas de los candidatos terminara centrado en posiciones favorables o contrarias a proyectos particulares, con nombre y apellido, sin duda alguna, alcanzaríamos un nuevo fracaso para la discusión energética país.

Resulta urgente y prioritario entrar al terreno fértil del debate de ideas y propuestas planteadas con transparencia, audacia, respeto y lo más importante, mirando a la cara a la ciudadanía.

El escenario energético del Chile actual demanda definiciones mucho más allá de lo meramente ideológico y la credibilidad de los candidatos dependerá, en gran medida, de su capacidad y voluntad de construir y transmitir propuestas claras y participar de diálogos francos y debates abiertos. No da lo mismo desde qué principios, valores e ideas se construyen las propuestas en materia energética.

 Y no solo basta con identificar y hacer propuestas sobre aquellos temas neurálgicos para el desarrollo energético. La ciudadanía se pregunta hoy, cuáles serán los procesos y los espacios de participación de los actores clave para la toma de decisiones y así alcanzar la tan necesaria buena gobernanza energética.

 Vengo a interpelarte a ti ciudadano y ciudadana de Chile. Si, a ti que tienes voz y voto. Te invito a responder dos preguntas. ¿Cuál es la propuesta programática de tu candidato en materia energética? ¿Cuál es la energía de tu candidato?

LINK EL DÍNAMO

 

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin