Menu

Gobierno crea comité para cambiar licitaciones de suministro eléctrico

foto licitacion

En la más completa reserva, el gobierno, a través de la Comisión Nacional de Energía (CNE), trabaja para resolver uno de los temas “calientes” del sector: la falta de ofertas para licitaciones de suministro eléctrico a clientes regulados.

A comienzos de abril, el titular de la CNE, Andrés Romero, invitó a varios expertos a integrar un grupo de trabajo, donde también participan abogados y funcionarios de la repartición y el Ministerio de Energía, a fin de buscar soluciones técnicas y jurídicas que permitan que las próximas licitaciones de suministro logren ofertas a precios “razonables”, para así reducir las cuentas de los hogares.

Entre los convocados se encuentran el director ejecutivo de la Asociación de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo; el académico y consultor Hugh Rudnick; la consultora y ex CNE María Isabel González; los consultores Claudio Gambardella y Pedro Maldonado; y el director de Systep, Sebastián Mocarquer, entre otros.

Según uno de los asistentes, la primera reunión fue hace unas semanas, y en ella se plantearon posibles modificaciones en los plazos y mecanismos de las licitaciones, a fin de hacerlas atractivas, y también soluciones de largo plazo a la paralización de las inversiones.

La preocupación es clara. En noviembre pasado sólo Endesa y eléctrica Panguipulli (filial de Enel Green Power) presentaron ofertas en la licitación de 50 bloques de energía, que cubrirían el 14% de la demanda total de los clientes regulados del Sistema Interconectado Central (SIC) entre 2013 y 2024, adjudicándose el 78% de la energía -quedando pendiente el resto para futuras licitaciones- a un precio promedio de US$ 129 por MW, casi un 40% más que los precios logrados en el mismo proceso de 2007. Esto tendría un impacto de hasta 20% en las cuentas a clientes regulados a partir de 2016.

Según datos de la Asociación de Empresas Eléctricas, a 2019 la energía contratada alcanza a unos 33 mil GWh/año, mientras que la demanda sería de unos 43 mil GWh/año, con lo que la brecha alcanza al 30%.

Pese al incremento en los precios, dos de las principales generadoras -AES Gener y Colbún- se restaron del proceso, señalando que no contaban con energía “competitiva” a esos precios.

El problema de fondo, dicen en la industria, es la falta de proyectos. Por ello, estiman que el ingreso de nuevos actores dependerá de modificaciones en las bases de licitación, ampliando sus plazos. Por el momento, comentan otras fuentes, el interés del gobierno es buscar un mecanismo que permita mejorar las ofertas en las licitaciones de corto plazo, con miras a 2015.

LINK LA TERCERA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin