Menu

GREMIO ELÉCTRICO ANTICIPA ALZA EN CUENTAS DE LUZ DESDE 2014

PANTALLAZO MERCURIO ALZA DE LUZ

Costos de la energía se reflejarán en las tarifas residenciales desde el próximo año. Su incremento más alto será en 2015.

“Hay que ver cómo pasar los cinco años que se nos vienen. La llamada travesía por el desierto”. Con esta metáfora, el director ejecutivo de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo, grafica la difícil situación en la que se encuentra el país en materia energética.

Y es que de aquí al final de la década ya no solo se proyecta un escenario de altos precios para las empresas, sino que también para los clientes residenciales.

Según Castillo, a partir del próximo año los hogares chilenos comenzarán a observar pequeñas alzas en sus cuentas de la luz, derivadas del proceso de licitación de nuevos contratos de suministro, que ya está en curso a un valor techo de US$ 129 por MWh (megawatts por hora).

“Hay una parte de los consumos del 2014 que hoy están incluidos en procesos de licitación actual. Por lo tanto, dependiendo del precio al que se contrate esa energía, parte de ese precio más alto del que se venía reflejando años atrás también se verá traducido en 2014″, explica el líder gremial.

Castillo agrega que si bien al inicio las alzas no serán significativas, a partir del 2015 la situación será muy distinta.”Esto es algo que irá incrementándose en el tiempo, afortunadamente no será algo demasiado pronunciado los primeros años, pero desgraciadamente no podemos descartar que hacia el 2015 y el 2016 el efecto sea mucho mayor. Claro que podemos hablar de aumentos de tarifas desde el 5% hacia arriba, en la medida que el tiempo pasa”, dice Castillo.

Además, el director de Empresas Eléctricas sostiene que la eventual implementación del costo marginal -valor establecido por la unidad de generación menos eficiente que entra en funcionamiento en el sistema y que en agosto alcanzó los US$ 258 por MWh- como indexador en la fórmula de cálculo de las cuentas de la luz traerá consigo alzas inevitables en las cuentas.

“Esto podría implicar que con independencia del precio techo (US$ 129 por MWh), el costo de la energía podría aumentar de forma significativa para ese contrato en función de las modificaciones que sufre el precio marginal”, afirma.

Falta de competencia

Otra de las cosas que preocupa en Empresas Eléctricas es la falta de competencia que se está generando en materia de contratos de suministro.

Castillo explica, sin endosar culpas, que en el país se ha reducido la competencia, lo que perjudica el buen funcionamiento del modelo eléctrico chileno. “El dueño de una empresa generadora tiene la posibilidad de poder vender su energía en el mundo de los clientes libres a un precio no regulado, versus la alternativa de vender su energía a los clientes regulados que tiene toda clases de restricciones para proteger al cliente. Evidentemente, al hacer un cálculo racional, hoy no está siendo particularmente atractivo hacer ofertas en los mercados regulados”, sostiene.

Y agrega: “Hoy, la diferencia entre el precio que se le puede cobrar a los clientes no regulados, que equivale normalmente a los costos marginales, versus lo que regulados, está haciendo que esto sea menos atractivo”.

Finalmente, Castillo no duda en señalar que esta crisis debe ser abordada a nivel país para buscar un gran consenso que permita destrabar las inversiones.

Asegura que una medida interesante de analizar es el ordenamiento territorial para la instalación de centrales, más un sistema de compensaciones para la localidad donde se ubicará la unidad generadora.

PUBLICACIÓN EL MERCURIO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin