Menu

LLEGÓ LA HORA DE TOMAR DECISIONES EN ENERGÍA…

PANTALLAZO PULSO ESCENARIOS

PULSO reunió a importantes actores del sector eléctrico, agrupados en Escenarios Energéticos. Tras un extenso debate, la conclusión fue una sola: no se puede seguir dilatando la discusión.

Ha sido uno de los temas principales de discusión en la actual campaña presidencial. ¿Cómo hará usted para resolver el déficit eléctrico proyectado para el mediano plazo? Es una consulta recurrente en debates y foros entre los candidatos. Respuestas ha habido de todo tipo: desde viabilizar los grandes proyectos hidroeléctricos de Aysén como forzar a las mineras a reducir de manera drástica su consumo.

Y si bien las posturas están bastante alejadas unas de otras, existe relativo consenso de que este es un tema que debe enfrentarse ya. Sin más dilaciones.

Instalar este tema en la agenda ha sido una de las principales preocupaciones de la plataforma Escenarios Energéticos, iniciativa que nació en 2009 y que integra a generadores de energía, distribuidores y centros de estudio con ambientalistas y desarrolladores de energías renovables, y que se ha posicionado como una entidad que fomenta la discusión y el debate de ideas.

PULSO reunió en un desayuno a los integrantes del comité ejecutivo de Escenarios Energéticos, instancia que ha tenido en 2013 uno de sus años más activos: en junio presentó el informe “Escenarios Energéticos – Chile 2030 Visiones y Temas Clave para la Matriz Eléctrica Futura” y durante el año organizaron dos debates, uno con los precandidatos presidenciales y otro con los asesores energéticos de los comandos de los candidatos Claude, Enríquez-Ominami, Bachelet, Matthei y Parisi.

¿Las conclusiones? A pesar de la composición diversa de la mesa, existen temas que son clave para todos. Uno de ellos es que el gobierno que venga, sea cual sea, deberá abstenerse de dilatar más la decisión sobre una matriz eléctrica y tomar partido y, a la vez, definir una política energética.

Según Annie Dufey, directora de energía y cambio climático de la Fundación Chile, una de las claves para lo que viene en materia energética es que la ciudadanía ya no quiere una política neutra, sino que quiere que su gobierno tome una decisión final, sin tibieza. Y además desean participar.

“Por mucho que diseñes una política, si no la abordas de manera participativa no la vas a poder desarrollar. La gente ya no quiere una política neutra”, plantea Dufey.

Coincide con este punto el director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera), Carlos Finat, quien agrega que más que alcanzar un acuerdo en este tópico, lo que se requiere es liderazgo. En otras palabras, que alguien tome las riendas y asuma una decisión, por complejo que sea y asumiendo los costos de hacerlo.

“Yo no creo que la política energética deba definirse por consenso. Nosotros como Escenarios Energéticos no estamos buscando tener un acuerdo. Ningún país lo hace. Pero sí podemos aportar elementos para que el sector político dé un paso que pueda dar, que es el tema del liderazgo”, comenta Finat.

La visión común es que el tiempo se acabó, y que en marzo próximo, cuando asuma el sucesor o sucesora del presidente Piñera, se habrá agotado aún más el crédito.

“Lo único que puede hacer que un gobierno sienta que se debe hacer cargo del tema, es cuando ya no tiene alternativa. El tema es tan complicado que para un gobierno es casi un suicidio tener que meterse en este tema sin que tuviera la inminencia de que le puede explotar en la cara. A marzo del próximo año vamos a llegar con creces a ese momento. Necesariamente esta discusión se va a dar por la inminencia, y desde el primer año. Nos gastamos todo el tiempo que teníamos chuteando el tema al corner”, agrega Rodrigo Castillo, secretario ejecutivo de Empresas Eléctricas.

René Muga, gerente general de la Asociación de Generadoras, añade que falta mucha información en el debate público y existe poca conciencia de los costos que tienen las alternativas que se promueven.

“Cuando uno dice ‘éstas son las opciones que hay y estas son las valoraciones’, también hay que tener en cuenta el costo. En ese sentido, la discusión está muy incompleta. La gente dice ‘no más termoeléctricas y no más hidroeléctricas’, pero no sabe cuánto le va a costar eso. En esta discusión hay que hacer más objetivos los temas y los argumentos. Eso falta”, dice Muga.

LINK DIARIO PULSO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Prensa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin